• ferasitalcual

Olaia Cabrera: "Imposible es una palabra que aprendí a cambiar"


Me uní a Frontt en Mayo del 2019 cuando me propuse la meta de correr 42k. He practicado deporte toda mi vida, y siempre el “running” había sido parte de mi rutina, de hecho corrí varias carreras de 21k. Siempre había tenido el bicihito de los 42k, de hecho para mi, todos los que corrían 42k eran ÍDOLOS. Sentí que era hora de un nuevo desafío: CORRER UNA MARATÓN. Sentí que para este gran desafío, (al menos para mi jaja) necesitaba asesoramiento, alguien que supiera más que yo, que me enseñara y que me guiara en este camino. Así es como decidí unirme a la familia FRONTT.

Para mi FRONTT significa familia. En Frontt no te levantas sin ganas y con lata a entrenar, al contrario, es una de las cosas buenas del día el ir a entrenar. En Frontt se encuentra el trabajo en equipo. Se aprende lo importante que es colaborar, ayudar y confiar en tus compañeros/amigos para alcanzar tus metas. En Frontt se descubre la capacidad de aprender tanto de las victorias, como de las derrotas. Frontt para mi, es compañerismo puro.

En un comienzo yo pensaba que el “running” era un deporte individual. Y estaba tan equivocada porque es 100% un deporte en equipo. Frontt me ayudó a cumplir mi objetivo de correr una maratón, pero más allá de cruzar la meta (que fue de las mejores sensaciones que existen) fue el camino. El camino hacia la maratón. Todos esos entrenamientos, físicos, subidas, bajadas, vueltas a la pista, fartleks, entre otros. El cruzar la meta me recordó todos esos esfuerzos. El cruzar la meta me reafirmó que yo era capaz de superar el desafío que me propusiera, y que muchas veces, no hay barreras físicas, sólo mentales. Los retos no se consiguen cuando cruzas la meta, sino el día que decides intentarlo con todo el corazón.

De todas maneras recomendaría Frontt porque aquí se encuentra a una segunda familia de amigos. Estoy muy agradecida de este gran equipo. Frontt te enseña que las barreras no existen, sólo existen las murallas que uno se crea en la cabeza y que con esfuerzo, motivación, alegría y dedicación; TODO SE PUEDE LOGRAR.

“- ¿42k? Imposible. - Imposible es una palabra que aprendí a cambiar”


0 vistas
logo_frontt_3-01.png

FRONTT CHICUREO - FRONTT SANTIAGO - FRONTT LA DEHESA